3.7.13

Piloto. Awake, la pesadilla más real, estreno en Fox España

(originalmente subida el 29.03.2012)
(mi opinión sobre el piloto de Awake sin spoilers) Kyle Killen ya creó Lone Star, una serie en la que el protagonista vivía dos vidas diferentes. Era un tipo tan ambicioso que había sido capaz de formar dos familias para no perder a la mujer que amaba pero ganar mucho dinero con otra relación paralela. No pasé del piloto. Era bastante increíble. Killen también escribió el guión de El castor, aquella genial peli de Jodie Foster en la que Mel Gibson se comunicaba a través de un muñeco, creyendo que él manejaba su vida. De nuevo, el tema de la dualidad, con el matiz añadido de la locura.

Con Awake, Kyle Killen une la idea base de Lone Star (un hombre que vive dos vidas diferentes) con la duda de si es real o forma parte de su imaginación (o locura), como ocurría en El castor. Michael Britten, el prota de Awake, interpretado por Jason Isaacs (imdb), sufre un accidente de coche en el que muere su hijo. Asiste junto a su mujer (Laura Allen, imdb) a su funeral. Sin embargo, al día siguiente, cuando despierta descubre que su hijo (Dylan Minnette, imdb) está vivo y es su mujer la que ha muerto, asistiendo ese día a su vez al funeral de ella. Algo, en principio, tan rocambolesco y sobre todo difícil de mostrar en imágenes, en el piloto se resuelve de una forma espléndida, gracias al buen pulso de David Slade, director de, entre otras, Hard Candy, Eclipse y (la que más me gusta de él) 30 días de oscuridad.

El piloto comienza con la imagen del accidente, pero el planteamiento de la serie no arranca de cero, lo que es un acierto. Es decir, en pocos minutos conocemos la historia gracias a que Michael Britten se la cuenta a su psicólogo, en realidad, a sus dos psicólogos, uno por cada realidad. A mí me chifla esta forma de ir desmadejando el alma del personaje, como ya ocurría en En terapia. Asume, y así se lo hace más fácil al espectador, que lo que está viviendo es real, que en una realidad vive su mujer y en la otra, su hijo. Es más, está empecinado en que siga así, aunque le tomen por loco, porque prefiere eso a perder a uno de sus seres queridos. Con las reflexiones en el divan vamos descubriendo poco a poco cómo es este hombre capaz de llevar una doble vida, sin confundirse de realidad (luce una pulsera verde cuando está en la del hijo) y, aquí viene lo mejor, compartiendo lo que ya conoce en cada una de ellas para complementar la otra.

Además de en su vida personal, Michael Britten se ayuda de esta vida multiplicada por dos en su trabajo. Es un detective de la policía respetado, pero puesto en duda por sus superiores a raiz del accidente. En el piloto le vemos trabajar en un caso de un serial killer por un lado y por el otro en el del asesinato de una pareja y la desaparición de su hija. Creando conexiones de uno y otro lado logra resolver los casos. Vamos, que, además, tenemos a un Sherlock Holmes pintoresco, al estilo Mentalista.

Estas conexiones que iremos descubriendo junto a él me han recordado al piloto de Touch, en el que Kiefer Sutherland se sorprende ante las habilidades inexplicables de su hijo autista, ayudando a otras personas gracias al vínculo invisible que hay entre ellas. De hecho, Awake y Touch comparten productor, Howard Gordon que ya se sacó de la manga los casos conspiranoicos de Expediente X y 24 (él hará la peli con Sutherland).

Y aquí, en este matiz de una posible conspiración (Gordon también produce Homeland y sabe de lo que habla) puede estar lo mejor de la serie. El parte médico confirma que Britten conducía borracho, sin embargo él asegura sin atisbo de duda que esa noche del accidente no había bebido nada. ¿Fue el accidente provocado, por qué? Eso es lo que iremos descubriendo...

Lo peor tal vez sea, como en Touch, que ante un piloto tan original y bien dirigido, nos encontremos con una sucesión de episodios en los que ya no se aporta nada más a la ecuación. A mí no me servirían sólo los casos a los que se enfrenta el detective, me interesaría que se fueran complicando más las cosas en el plano personal frente a esas dos realidades, y que nos fueran dando pistas de lo que ha podido pasar, claro.

Curiosidad.
+Dylan Minnette, el hijo del prota interpretó a Michael Scofield (Wentworth Miller) de pequeño en Prison Break y fue David, el hijo de Jack Shepard (Matthew Fox) en Perdidos.

La frase: la dice el compañero del prota, otro detective, cuando le dice que ha tenido una corazonada en una pista: "He sido policía durante 20 años, y sólo he visto corazonadas en televisión".

Fox España estrena hoy 3 de julio Awake a las 22.45.

2 comentarios:

M dijo...

A mi una cosa que me ha gustado también son los colores. Cuando está con su mujer, son más vivos y cuando está con el hijo más apagados, como más tristes. Así se cuando está con quien, si se me va la olla (:

Mlo/Yonomeaburro dijo...

También es más apagada la luz cuando está con la psicóloga, y al menos en el piloto iba vestido de claro con el asiático :)