14.1.12

Piloto. ¡Rob!: Schneider y los mexicanos (aunque su mujer sea catalana)

Claudia Bassols no es mexicana, es catalana

La nueva comedia de la CBS creada por Rob Schneider, un habitual del cine (y amigo) de Adam Sandler, parte de una idea muy básica: qué pasa cuando un yanqui maniático (él) se casa con una mexicana (Claudia Bassols, que en realidad es catalana, vista en el culebrón Gavilanes y con Gwyneth Paltrow en sus reportajes de cocina por España). Pues lo que pasa es que el pobre Rob con quien se casa no es sólo con ella, si no con su familia mexicana. Por supuesto, la hispana (Bassols) está buena y tiene pasta: en ¡Rob! (con dos exclamaciones, muy español) parece ser la única excusa para soportar a esta familia numerosa, adicta al guacamole y al tequila, católica y de arraigada (y estrambótica) cultura. Cuanto más intenta agradar, más mete la pata. Pobre Rob, ¿eh?

Ya sabéis lo que os espera: chistes con el idioma (los latinos se ríen del yanqui hablando en español); chistes guarros (hay una escena en la que Schneider se queda en calzoncillos y parece estar zumbándose a la abuela mexicana, interpretada por la clásica Lupe Ontiveros); chistes a costa de la religión, de lo más heavy (Schneider suelta que se imagina lo que hace una familia mexicana numerosa durante la siesta teniendo en cuenta que no se pueden usar preservativos...); chistes en fin en la línea de Dos hombres y medio, donde prima el trazo grueso y los gags facilones.

Curiosamente siempre pensé que Schneider tenía raíces latinas, y resulta que su madre es filipina. No dudo que no quiere faltar al respeto a la comunidad hispana, pero me da que siempre va a ser un poco más de lo mismo, aunque a él también le den caña (por ejemplo, por su estatura). La familia mexicana parece tener la sartén por el mango. Empezando porque son más, aunque ninguno se salva. La madre con demasiado carácter (la televisiva Diana María Riva, realmente dominicana); el padre, empresario sin escrúpulos (Cheech Marin, el padre de Hurley en Perdidos); la abuela (Ontiveros), a la que parece no disgustarle el revolcón con Rob, y el hermano, un jeta loco de atar (Eugenio Derbez, conocido por allí por el culebrón La familia P. Luche, también aparece en Jack y su gemela, de Sandler).

Supongo que Schneider tirará de cameos y alternará los chistes groseros (muy típicos en él) con las tópicos de los mexicanos, aunque para ver a los latinos riéndose de sí mismos prefiero series como Raising Hope.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

En la vida real Rob está casado con Patricia Azarcoya Arce una productora de televisión mejicana parece que tiene material de primera mano aunque no sé si los chistes de humor grueso sobre la diversidad cultural haran reir a su familia política.

Mlo/Yonomeaburro dijo...

Sí, miré lo de Azarcoya en imdb, pero no especificaba. Es su tercera mujer ya. ¿Podrá ser motivo de divorcio? juas

Fincher dijo...

Me estan entrando unas ganas locas de verla. Te agradezco sumamente la entrada para q no se me pase :-)
Cuando veo estos argumentos de choque culturas USA-Mexico siempre me acuerdo de una de las primeras pelis q trato el tema y con la q me lo pase muy bien: Solo los Tontos se Enamoran. Es q soy muy fan de Matthew Perry.