28.10.11

Downton Abbey 2x3: un villano en pijama


Poco hablo de una de las mejores series de TV. Downton Abbey es un producto poco común, extraordinario: una estupenda historia, personajes perfectos, una soberbia interpretación y una ambientación magistral. La primera temporada la seguí en Antena 3. Con la segunda no he podido esperar. Una de las cosas que más me divierten son sus villanos (en qué buena historia no los hay): Thomas, el lacayo gay ambicioso y maquiavélico, y O'Brien, la ayuda de cámara viejuna asqueada de la vida. Estos, abajo, porque arriba con Violet tienen suficiente (la actuación de Maggie Smith es acojonante). En la segunda temporada Thomas (Rob James-Collierse) va a la guerra y O'Brien (Siobhan Finneran) va suavizando su maldad tras meter la pata con su señora y arrepentirse. Siempre la hemos visto estirada y seca, de negro riguroso, con un gesto adusto y desagradable. Pero en el episodio 2x3 nos regalan esta estampa. Todos los sirvientes se levantan asustados al oir los gritos de uno de ellos, que sufre una pesadilla recurrente. Se levantan con los pelos revueltos y sus pijamas, claro. Y, de pronto, aparece ella con esta larguísima trenza y un gorro ridículo. Cualquier villano se queda en bragas si lo vemos recién levantado. En el detalle también es muy grande Downton Abbey.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo contigo en todo lo que cuentas y me parece una de las mejores series que estamos viendo esta temporada. m

Mlo/Yonomeaburro dijo...

A ver si la comento más, que se lo merece!