6.4.11

Piloto. The Killing (AMC), un asesinato a lo Twin Peaks al ritmo de Rubicon

La habitación de Rosie, llena de pistas y mariposas...

(sin spoilers) The Killing (AMC, web oficial) me ha gustado. Me encantan las series con asesinato y falsos culpables por el medio. Me he enganchado a Pretty Little Liars, Haven (al comienzo por Stephen King, luego pasé), Happy Town (otro fiasco), hasta a Harper's Island (el profe negro de The Killing salía en ésta), y, por supuesto, hace nada revisioné entera Twin Peaks. Con la serie de David Lynch comparten el arranque: una chavala adolescente, en apariencia normal, es asesinada. La pregunta es la misma: ¿quién mató a...? Si allí era Laura Palmer, aquí es Rosie Larsen. Todo lo demás nada tiene que ver.

El político con su traje de Armani. Dice él: "Los sindicatos siempre han sido importantes para mí". Le contesta la tía que le va a ayudar en su campaña: "Entonces quítate el traje. Los estibadores y maquinistas no visten de Armani".

La ambientación (la música, la fotografía) es lo mejor de la serie. Me recordó a Rubicon por su tono pausado, el mismo que paradójicamente crea inquietud, por sus personajes en apariencia fríos y reservados, por esa lluvia que no cesa, que parece acrecentar el dolor, la soledad y la tristeza. Su protagonista no es guapa ni sexy, es una policía inteligente, con un sexto sentido, observadora y muy perspicaz. ("No soy de muchas palabras", se la oye decir). Su futuro ya no está en Seattle, se marcha a California, donde brilla el sol. Sin embargo, en su naturaleza parece estar el permanecer en ese lugar tan inhóspito. Este caso la vuelve a atrapar, durante unas horas que se convierten en un par de días (cada episodio parece contar el transcurso de un día entero). El policía que la va a sustituir (un exagente encubierto, osea listo) se convierte, en esos días, en su inesperado compañero. Algo me hace pensar que, aunque diferentes, estos dos tienen muchas cosas en común. Por ejemplo, ese punto psicológico que les hace reconocer y entender a la persona con la que se enfrentan. El novato parece maleducado, hasta pasota, pero creo que es un personaje con mil aristas. Su tatuaje de Jesucristo en el cuello, cuando parece pasar de la religión; su actitud desarmante ante las adolescentes a las que seduce para compartir un porro y sonsacarles información... todo se me hace interesante y original.

El mismo jersey, tanto en la original danesa como en este remake.

Que los personajes resulten clichés ya será un problema de los guionistas, pero la idea inicial es muy interesante. Nunca vemos la cara a la muerta, por ejemplo. El político que desea el ascenso en su carrera tiene corazón, contra todo pronóstico. Durante el piloto juegan con la buena fe del espectador, creando pistas falsas y trampas aparentemente sin sentido. Como en Rubicon todo encuentra luego un porqué. Las diferentes situaciones (creer que tu hija sigue viva, por ejemplo) te hacen ponerte en situación, para luego, zas!, encontrarte de bruces con la cruda realidad. Al matrimonio Larsen, tan feliz y luego tan destrozado, te lo crees, empatizas rápidamente con esa madre liberal, a la que el resto de su vida le perseguirá una pregunta: ¿por qué no llamé a mi hija? También con el padre, cuando se atraganta al intentar explicar a su hijo pequeño en qué consiste ese cielo al que se ha ido su hermana.

"Ella engañó a su madre al llevar zapatos de tacón Fabrizio Bianchis".

La cadena AMC me sorprende. Es capaz de parir una serie de género por temporada (Mad Men, Breaking Bad...), sin mucho bombo, con paciencia. Puede que The Killing acabe como Rubicon, con una temporada, a pesar de su calidad y de su apasionado grupo minoritario de fans. Pero merece la pena adentrarse en las vidas de estas personas que parecen estar conectadas, en sus mentiras, deseos, secretos y, sobre todo, su dolor. Todos parecen estar marcados por una tragedia que se irá desvelando. Tal vez, por ello, en Seatle no pare de llover, porque aún no puede salir el sol. La protagonista, Sarah Linden, nunca dejará esa ciudad, no hasta que salga definitivamente el sol para ella.

+ Crítica de la finale. Link.

+Abro foro.

8 comentarios:

PiliHalliwell dijo...

A mí me ha encantado la serie y me he enganchado totalmente. Me parece que hacía bastante que no se hacía una serie así. Pasan un poco de los elementos frívolos y sobre todo con una protagonista tan normal.

Ahora me entran ganas de ver la original para saber el final, es que me tiene en ascuas.

marguis dijo...

Yo la vi con pocas esperanzas y ese piloto me enganchó definitivamente. esperemos que no acabe como Rubicon y nos la cancelen... ah!! cuánto he llorado Rubicon, ¡con lo buena que era!

fr0d0b0ls0n dijo...

Al menos es de temporadas auto-conclusivas, por lo que si la cancelan tampoco importará tanto.

A mi también me ha gustado, la única que voy a seguir junto a Game of Thrones de esta temporada.

marta dijo...

me uno al club!me ha gustado.no se si mucho,o lo normal, pero seguiré viendola.Nunca había visto una serie de este tipo.
que dia la emiten en usa?gracias

Reb dijo...

Me has convencido. Otra serie para incorporar a la lista de seguimiento. Saludos.

Jose dijo...

Quien no conoce a Dios (Twin Peaks) a cualquier santo se le hinca (The Killing)

Alex dijo...

Yo ya la he visto en inglés, y en absoluto es autoconclusiva. Habrá segunda temporada seguro.

Mlo/Yonomeaburro dijo...

Alex, sí, hay segunda temporada. Nunca se comentó que fuera miniserie.