25.8.10

Critica. Come, reza, ama en 10 puntos


Aquí os dejo 10 ideas, reflexiones, comentarios que me han inspirado Come, reza, ama, esta dramedia romántica espiritual, protagonizada por Julia Roberts, dirigida por Ryan Murphy (director y guionista de Glee y Nip/Tuck) y producida por Brad Pitt, basada en la autobiografía de Elizabeth Gilbert, sobre la búsqueda de uno mismo, más en concreto, sobre viajar (Nueva York, Roma, India, Bali) para encontrarse a uno mismo. Puede haber algún spoiler.
  1. Fans de Javier Bardem. Sólo aparece media hora en la película. No haceros ilusiones. Vendernos la película con los dos nombres como protagonistas no es justo. La absoluta protagonista es Julia Roberts, durante las dos horas y cuarto que dura.
  2. ¿Me lo parece a mí o Bardem se ha puesto más embrutecido? Su presencia impone, aunque sonría y nos emocione al verlo llorar. Cuando conoce a Elizabeth, su personaje podría haber sido interpretado por Robert Downey Jr.: golferas optimista en el fondo romanticón.
  3. Al comienzo Julia Roberts recuerda a su protagonista de Novia a la fuga. No se contenta con ningún tío. Elizabeth, su personaje, los abandona. Volvemos a ver a Julia Roberts vestida de novia. Acompañamos al personaje en su transformación por diferentes ciudades que la inspiran.
  4. No me extraña que esté más perdida a medida que avanza: ¿una neoyorquina en Roma comiendo todo el día spaguetti COME? ¿en India, a ritmo enloquecido de MIA, intentando encontrar espacio para la oración REZA? ¿en Bali, con un chamán que parece Yoda y un brasileño (Bardem) que besa en la boca a su hijo, AMA?
  5. El problema es que esta mujer se amolda no sólo a los países en los que vive, si no a sus novios (se lo dice en toda la cara, fans de Glee, el padre de Kurt). Tanto su marido, Billy Crudup, como su amante yogurín, James Franco, cumplen con sus papeles de encasillados. Choca pensar que la Roberts, se supone, es una treinteañera... A la actriz le pega mucho este papel de mujer dolida, mujer que aguanta la lágrima a punto de desbordarse... Maleable...
  6. Aunque Julia Roberts está francamente genial, gana enteros en sus secuencias en India con Richard Jenkins, en la peli, "Richard de Tejas". Un tío que sí que tiene motivos para no estar en paz consigo mismo. La secuencia del tejado, la de la confesión, es sublime.
  7. Aunque la película me ha gustado por sus interpretaciones, su música, su ambientación (etc), es cierto que el rollo buenrollista, hinduísta, hippie, y todo lo que huela a incienso pero no a mirra, si te echa para atrás no tienes nada que hacer. Hasta asistimos a una boda hindú (en confrontación con su boda occidental).
  8. A veces, viendo la peli pensaba, pero si esta tía lo tiene todo, si no le ha pasado nada traumático, es guapa, lista, tiene un oficio (escribe)... La protagonista encuentra la felicidad de la familia y de los amigos en Italia ("los americanos sois únicos para el entretenimiento, pero no sabeis lo que es el placer"). La espiritualidad en India, donde ve a una joven que se casa por obligación; a una divorciada a la que han repudiado... eso sí que es jodido y no lo suyo, pero gracias a ella, ellas son más felices. En Bali, el amor, algo que, en realidad, es lo que ha buscado siempre...
  9. No quiero creerme que ésta sea una especie de Sexo en Nueva York convertido en "Espíritu en India". Me explico. Antes de viajar lee libros de autoayuda. Se enrolla con un niñato. Viste a la moda de cada sitio que visita (no tiene mucha personalidad). Casi se lo monta con un guaperas que se queda en bolas en la playa. Se echa amigas allá por donde va... Y al final, reza, y come, y ama... pero lo que necesita es estar junto a un hombre. Sin más. ¿A que parece que hablo de Sarah Jessica Parker?
  10. Ésta es una peli para mujeres. Tal vez me haya gustado porque encuentro muchos puntos en común, que al final es de lo que se trata. Antes de verla iba con un prejuicio: otra americanada más sobre la vida y el espíritu. Para un yanqui comer spaguetti debe de ser la ostia. Para mí, no. La India que vemos es idílica. Y yo yambién me iría a vivir a Bali si duermo en esa casa. En fin, la historia no está mal pero es edulcorar la realidad. Como cuentito pase, pero como moraleja para la existencia del ser humano se me queda corta. Basic.

6 comentarios:

Clara dijo...

yo tmbn la quiero ver, pero voy un poco cn ese rollo que dices de americanada que lo pinta todo muy bien, o guau tenemos un bardem, que guaxi estoy comiendo spagetti, pero tmpco voy pnsando que me va a marcar un poco ya me lo imagino es una peli comercial y esto es lo que la hace visible, pero todo esto viene a que me ha molado lo siguiente:
Antes de verla iba con un prejuicio: otra americanada más sobre la vida y el espíritu. Para un yanqui comer spaguetti debe de ser la ostia. Para mí, no.
lo primero me pasa lo mismo (a parte de la idealizacion de la que hablas más tarde) y lo segundo me ha hecho mucha gracia

Mlo/Yonomeaburro dijo...

Clara, cuando la veas ya me contarás a ver qué tal. Si vas sabiendo lo que vas a ver la disfrutarás...

María dijo...

Pues, como la cartelera está de capa caída, igual cae ... pero no tengo muchas expectativas.

Un saludo.

Anónimo dijo...

HOLA, ESTOY DE ACUERDO EN QUE LA PELI NO APORTA NADA PERSONAL, SOLO ES UN ENTRETENIMIENTO. SALE DE UN MATRIMONIO CONVENCIDA DE QUE UN HOMBRE NO DA LA FELICIDAD, Y TODA LA PELICULA SE BASA EN BUSCAR A ESE HOMBRE... COMO SIEMPRE, HACERNOS CREER QUE LOS DEMAS NOS AYUDARAN A VIVIR. HAY QUE VIVIR POR UNO MISMO... EN FIN Y AL COMENTARIO QUE DICE SER UNA PELI DE MUJERES NO ESTOY NADA DE ACUERDO, COMENTARIO MUY MACHISTA, COMO TODA LA PELICULA. SALUDOS DESDE GRANADA.

Mlo/Yonomeaburro dijo...

Por decir que es una peli PARA mujeres no creo que sea machista. La sensibilidad es femenina, la escritora y la prota son mujeres. En cualquier caso NO es despectivo. Puede ser una peli para mujeres que guste a los hombres.

Anónimo dijo...

Por favor, alguien ha leido el libro? NO he visto la peli, pero el libro es espectacular. Leedlo y entendereis a la pobre Liz. Incluso la gente que lo tiene todo puede ser la más triste y no porque hayas nacido.