6.10.08

Como conoci a vuestra madre 4x1 y 4x2; House 5x2, Betty 3x1 y 3x2, y otros shocks

El primer episodio de la cuarta temporada de Cómo conocí a vuestra madre es de los mejores que he visto, por dos motivos: entrecruza dos historias sobre la pasión, la que siente en secreto Barney por Robin y la que exige Ted por Star Wars (memorable guiño friki). Barney está enamorado, pero se niega a reconocerlo, aunque piense continuamente en Robin y no sepa cómo tratarla. Robin no se lo imagina y espera que Barney se comporte pues... como Barney. Las apariencias engañan y la situación da mucho juego. Y luego está La guerra de las galaxias, peli favorita de Ted y Marshall, tanto que Ted exige a Stella esa condición para creer en su compromiso... (A mí Stella no me gusta, y espero que no sea la madre).
El segundo episodio es más flojo. Marshall echa de menos el Nueva York de hace ocho años, la ciudad que le acogió cuando sólo era un pueblerino acojonado. Descubrió la mejor hamburguesa y decide encontrar aquel lugar. Es desconcertante tomarse tantas molestias, los guionistas persiguen recuperar el sabor auténtico de las cosas bien hechas y criticar la globalización. (Lo mejor: Barney comentando que es tan, tan buena que le entran ganas de coserse el culo). El problema es que nada tiene que ver este capítulo con el anterior. No aparece Stella ni Barney se comporta como aquel enamorado. Esperemos que el tercero recupere la idea original.

Zzzzzzzzzzz... Por cierto, tras una vuelta por la puerta grande, en el segundo episodio (más normalucho) de la quinta de House, por fin aparece Michael Weston, el prota del supuesto spin-off, un detective la mar de enterao que contrata el doctor para descubrir qué hace su ex amigo y colega Wilson (House busca cualquier excusa, como que el paciente tiene cáncer, para coincidir con él). El detective es lo único medianamente consistente de este irregular capítulo... Zzzzzzzzzzzz.

Lo más grande. ¡¡Betty se convierte en Wilhelmina!! Me enganché tarde a Betty y en su momento me di un maratón. Es una de esas comedias deliciosas que se dejan ver, que te animan la vida y que aunque parezca imposible van a más. Esperaba su vuelta y los dos primeros episodios son redondos. La lucha por el poder en la revista y la mala conciencia de Betty la hacen tener la peor de sus pesadillas: convertirse en la malísima Wilhelmina. El guiño a El diablo viste de Prada es pura genialidad: el libro de Harry Potter es aquí una tiara de museo. Y Betty también se aleja de la maldad. Las cosas vuelven a su cauce y es mejor así.

Y además...
  • La top Lily Cole, la nueva novia de Jude Law (dicen), en Playboy.
  • Jessica Alba en El silencio de los corderos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

lo de jessica en el silencio de los corderos suena bien

Mai dijo...

Tengo que bajarme betty, a mi tb e encanta la serie y tb me di un maratón jejeje

Mlo dijo...

Betty es imsprescindible!