29.1.08

Crítica. Monstruoso, preparate para el mareo. Esto no es The Host, ni REC

Vistas las buenísimas críticas (hasta cuatro estrellas en la revista Empire) en EEUU a Monstruoso me quedo perpleja cuando salgo del cine. Me siento mareada, pero físicamente, la cámara en mano se alarga durante hora y media sin descanso. No entiendo qué sentido ha tenido el gigantesco márketing viral de JJ Abrams, creador de Perdidos y productor de la que se prometía la peli con monstruo del año, con este resultado que no alcanza las expectativas alimentadas durante meses en internet. El pase de anoche impulsado por MySpace abrió una de las salas del Palacio de Hielo de Madrid para unos cuantos afortunados que se habían apuntado y ganado las invitaciones.

Al entrar regalo de una camiseta de esas que se hacen grandes al mojarlas y sorteo de una cámara y de un móvil. Hoy es el pase de prensa pero preferí disfrutar de esta acción (tal y como el propio JJ Abrams la vendió segundos antes en un pequeño vídeo a modo de saludo) por la gracieta de estar entre frikis y seguidores al cien por cien del ingenio marca JJ Abrams. Para sus seguidores aférrimos habrá dudas a la hora de meterle un par de collejas, sentimiento que alberga una seguidora de Perdidos como yo, pero hay motivos suficientes. El monstruo gigantesco pero estático no tiene la gracia del de The Host. Se abusa de la cámara en mano, marea y no se disfruta de los pequeños sustos y momentos de tensión (REC, mucho más pequeña y terrorífica, es infinitamente mejor). Los diálogos no importan lo más mínimo, ni los personajes (el chaval que busca a su novia al final resulta hasta cargante en vez de tierno), ni en sí la ciudad de Nueva York. Todo se reduce al ruido ensordecedor de la criatura, de las bombas, de la explosión de la ciudad.

Hay momentos, como el de la cuarentena, el del puente, el de los tuneles del metro, que ni te enteras. Y al final, lo peor, que no sabes por qué ocurre todo y te quedas con cara de gilipollas pensando en la tajada sustanciosa que JJ se va a embolsar (huele a secuela, claramente). Aún así la película tiene algunos momentos que pasarán a la historia de las películas de desastres, no vistos en el cine, como toda la secuencia del helicóptero o la del edificio inclinado. La sensación de telerrealidad abruma y no deja indiferente. Es un gran telediario en pantalla grande, te conviertes en el mayor voyeur de la historia y por momentos sientes el vértigo de vivir esta experiencia terrorífica. Película que arrasará en taquilla porque es de las pocas que merece ver en el cine.

Actualizo: habrá secuela.

Curiosidades sobre Monstruoso.

1 comentario:

Modesto dijo...

Vengo ahora mismo del cine con un dolor de cabeza abrumador.

En ningún momento se está quieta la camara, no se ve nada con nitidez, mi amigo se tuvo que ir a los 20 minutos del cine mareado, no tiene ni pies ni cabeza la película.

Yo no se de donde sacan esas críticas tan favorables, puesto que ni argumentalmente( no tiene ni pies ni cabeza, y acaba sin sentido ninguno ) ni técnicamente( no se ve nada nitido y el mostruo crece y encoje segun las tomas) .

En fin, si quieres ver esta mierda de americanada estúpida( Tipico americano machito que se hace el heroe y le siguen sus amigos a lo mas absurdo) tomate unas aspirinas antes y otras despues por que hacen falta.

Sin mas me despido diciendo que nunca mas en la vida voy a ver una película de este estilo(videoaficionado ).