4.1.08

Critica La guerra de Charlie Wilson (Charlie Wilsons War), un loco anda suelto en Afganistan

Esta es la historia real de cómo un congresista mujeriego de Texas (Charlie Wilson-Tom Hanks); un atípico espía (Gust Avrakotos- Philip Seymour Hoffman) y una millonaria excéntrica (Joanne Herring- Julia Roberts) abastecieron de armas a los mujaidines para combatir contra los rusos que pretendían invadir Afganistán. La película en clave de humor, porque no hay quien se pueda creer que hubiese podido ocurrir algo semejante, pone en evidencia la política exterior americana de principios de los 80 e insinúa, sin rematar, la importancia de estos hechos para los futuros acontecimientos del 11-S.

La historia es un flashback, que arranca con la condecoración a Wilson por sus proezas. Vemos cómo es un mujeriego (a Hanks se le ve el culamen cuando sale de un jacuzzi) que de pronto, concienciado, se interesa por el estado de olvido de Afganistán ante el ataque ruso. Y se relatan todas las peripecias (viaja a Pakistan, Jerusalen, Egipto) para conseguir los apoyos y el dinero para entrar en guerra contra los rusos. La película termina con una frase del propio congresista: "Estas cosas ocurren. Ellos fueron gloriosos y cambiaron el mundo... y luego nosotros jodimos el final del juego".

Pero vayamos por partes. Dirige Mike Nichols, que ya en Primary Colors (1998) usó a John Travolta para hablar de Bill Clinton, y en cuya última película, Closer (2004) contaba con Julia Roberts. La actriz, que también llevaba el mismo tiempo sin rodar tras su embarazo, coincide por primera vez con Tom Hanks (lo que se ha publicitado bastante), aunque también es cierto que en la película apenas sale unas cinco veces (el prota absoluto en Hanks). De lo que más se hablará (aparte de lo mal maquillada que va) es de su aparición en bikini cuando sale de una piscina. La Roberts ha confesado que nunca saldría desnuda en una película porque eso entonces ya no sería una película sino un documental. Tiene miga. Lo del bikini, pues una anécdota más del marketing hollywoodiense.

Había que retratar de alguna manera el lujo y la belleza que rodeó a la mujer que dio los miles de millones de dólares con los que se financió la llamada operación Cyclone. En la actualidad, la real Joanne Herring (en la imagen en aquella época con Wilson), casada varias veces con millonarios y con su propia web oficial, tiene 79 años. Ella explicó cómo el guión original de la peli, firmado por nada menos que Aaron Sorkin (Studio 60, y bregado en estos temas gracias a El ala Oeste de la Casa Blanca y a Algunos hombres buenos, 1992), terminaba implicando directamente a Wilson y a ella misma en el 11-S, con la explosión del Pentágono. Ambos lograron parar esas insinuaciones, aunque al acabar la peli se te pasan inevitablemente por la cabeza.

Tom Hanks, cuya última aparición fue en El código Da Vinci (2006), produce la película junto a Avrakotos (el espía real en la imagen, y tercer vértice de este triángulo, murió en 2005). Por eso al final de la película se da las gracias a la familia de éste y a la del escritor del libro en el que se basa la historia, en español aquí el periodista de la CBS George Crile, que murió en 2006. También al propio Charlie Wilson (en la actualidad con 75 años) y a su mujer Bárbara, a la que conoció cuando sucedieron los hechos de Afganistán (ella era bailarina) y con la que se casó en 1999. Los dos en la imagen de abajo en la presentación de la película. No confundir con otro Charlie Wilson que también es congresista y que curiosamente tiene cierto parecido con Tom Hanks.

Amy Adams, que interpreta a la eficiente ayudante de Wilson, ya coincidió con Hanks en Atrápame si puedes (con otro espía raro raro, DiCaprio). Ella es la "jefa" de lo que se conoció en la oficina de Wilson como Los ángeles de Charlie, ya que el gobernador sólo trabajaba con mujeres, y guapas, detalle del que se abusa en la película pero que le da cierto toque de cachondeo importante. Una de las ángeles es Rachel Nichols, la protagonista de Parking 2, una peli de terror mediocre, cuya fecha de estreno sigue bailando.

El personaje que echa al espía de la CIA es John Slattery, el marido de Eva Longoria en Mujeres desesperadas, que aparece en una importante escena con el espía y luego disfrazado de Papa Noel. El personaje de Emily Blunt no existe en el libro. Ella es la hija de un cabeza de la iglesia baptista que acude a Wilson. En la siguiente escena ella está en el apartamento de Wilson en ropa interior y hacen unas bromas con referencia a dicha iglesia. Luego no vuelve a aparecer más. Un representante de dicha congregación se muestra sorprendido.

Interesante artículo de El Mundo aquí.

La guerra de Charlie Wilson se estrena el 22 de febrero.

Debajo el cartel americano en el que se ha prescindido de Amy Adams y se ha colocado a Philip Seymour Hoffman. ¡Qué haríamos sin el photoshop!


4 comentarios:

Miguel A. Delgado dijo...

Pues no has hecho más que reconfirmarme las ganas que tengo de que se estrene...

Un saludo!

El Xavi dijo...

hola! dejaste el link de este post en mi blog... esta bien por esta vez , por lo menos deberias dejar un comentario, sino pareciera solo spam... saludos!

Mlo dijo...

el comentario va en el enlace!

Patt dijo...

Vi la película ayer y la verdad es que es un auténtico peliculón!